PROYECTO DE EDUCACIÓN NO FORMAL EN BURKINA FASO

Dar una segunda oportunidad a los niños y las niñas sin escolarizar

 

Cuando la escuela pública se negó a aceptar a Zalissa por ser demasiado mayor, su destino quedó sellado. Como niña en una aldea predominantemente analfabeta de Burkina Faso, su camino estaba claro: un matrimonio precoz, embarazos muy seguidos, trabajo en el campo y otras tareas pesadas como ir a recoger agua y leña.

Afortunadamente, Zalissa pudo ingresar en una de las escuelas que Enfants du Monde apoyó desde 2004 hasta 2020 en Burkina Faso para niños y niñas que nunca habían ido a la escuela o que la habían abandonado demasiado pronto. Al permitirles ir a la escuela, nuestra ONG suiza ayuda a miles de niños desfavorecidos de Burkina Faso, especialmente a las niñas. En estas escuelas no formales llamadas de segunda oportunidad, los alumnos reciben una educación de calidad que les permite continuar sus estudios o aprender un oficio. Los conocimientos y habilidades que adquieren les ayudan a salir de la pobreza y a construir un futuro.


Nuestro impacto sobre el terreno

  • Más de 6.500 niños/as y adolescentes han sido escolarizados en 100 escuelas no formales entre 2013 y 2016;
  • Se da especial importancia a la escolarización de las niñas: más del 50% del alumnado de las escuelas que apoyamos son niñas;
  • Las escuelas dirigidas por las organizaciones locales con las que colaboramos escuchan a las familias, y adaptan su funcionamiento y enseñanza a la vida local. En las escuelas para niños/as pastores, por ejemplo, el alumnado no sólo aprende a leer y escribir, sino también a cuidar del ganado;
  • Los cursos se imparten en dos idiomas: en francés, la lengua oficial, y en la lengua local;
  • Los profesores reciben una amplia formación pedagógica para mejorar la calidad de sus clases;
  • Se ha creado un curso de formación para el personal docente de los centros públicos bilingües. Los formadores y los profesores aprenden a mejorar la calidad de sus clases de lenguas y de matemáticas mediante una enseñanza bilingüe (en francés y en la lengua local) basada en un enfoque pedagógico innovador y activo.