PROYECTO DE EDUCACIÓN EN EL CHAD

Enfants du Monde ayuda a mejorar la calidad de la educación

 

En el Chad, más de la mitad de los niños abandonan la escuela durante los 6 primeros años, y solo uno de cada cinco niños sabe leer y escribir al terminar la primaria. Para ayudar a los niños del Chad y permitirles recibir una educación de calidad, Enfants du Monde está mejorando el sistema educativo nacional de manera sostenible, por encargo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

«Normalmente, el maestro escribe A y el alumno copia A; después, el maestro escribe O y el alumno copia O. Los niños no intentan descubrir cosas por ellos mismos», explica un profesor. «Ahora, gracias a la formación, hemos aprendido a enfrentar a los alumnos a situaciones que les hacen reflexionar por sí mismos y buscar soluciones.»

 

Nuestros puntos fuertes:

  • Aproximadamente 48 000 niños y 2900 jóvenes y adultos benefician del programa de educación.
  • Los niños saben escribir y contar tras sólo unas semanas de aprendizaje, mientras que antes tardaban varios meses e incluso años.
  • Los formadores de docentes, los formadores de formadores y los directores y supervisores escolares están mejor formados.
  • Las clases se imparten en dos idiomas: la lengua oficial y la lengua local.
  • El contenido de las clases se ha adaptado a las necesidades e intereses de la población local. Por ejemplo, dos cuentos («Papa Vaya» y «La hiena, el mono y la liebre») han sido adaptados e ilustrados en francés y árabe. Serán utilizados durante las formaciones de docentes para que ellos puedan enseñar a sus alumnos la escritura en las dos lenguas.
  • 3 escuelas piloto han sido abiertas en contexto nómado y más de 120 niños, de cuales la mitad son niñas, benefician de ello.
  • Enfants du Monde ha apoyado la apertura de tres centros de formación profesional en la región del Moyen Chari, en el sur del país. 90 adultos, sobre todo mujeres, siguen una formación de un año sobre el cuidado y crianza de ovejas y cabras.
  • El Ministerio de Educación y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación muestran su entusiasmo ante los primeros resultados constatados.